jueves, 14 de septiembre de 2017

CAMINO DE SAN SALVADOR - 3ª ETAPA: POLADURA DE LA TERCIA-CAMPOMANES

DISTANCIA: 32,5 kilómetros
TIEMPO: 9 horas y 44 minutos ( 8h21' en mov. )
DESNIVEL: +1407 m y -2033 m

La planificación de la etapa fue difícil dadas las pocas opciones posibles.Es verdad que el día anterior podíamos haber hecho más kms con buen tiempo, ya que dejamos la etapa larga para el día con mal tiempo.Pero sólo quedaba tirar y tirar millas.Decidimos hacer la etapa hasta Campomanes ya que no suponía desvío alguno del Camino.
Nos levantamos a las 6:45 por las previsiones de lluvia.Desayunamos en el Albergue mientras contemplábamos que se habían cubierto dichas previsiones.Los primeros en salir fueron los polacos.Media hora después, y tras ponernos polainas y poncho de lluvia, salíamos nosotros.Se quedaban preparándose en el Albergue los chicos de Salamanca.
Tras llegar a la parte baja del pueblo, rápido el camino nos desvió de la carretera para comenzar la subida por sendas de montaña que nos llevará al techo de este Camino, 1572 msnm.El día lluvioso y con niebla convierte la dura etapa en épica.Además de ser muy importante tener localizadas las marcas, flechas, piruletas o tablones que marcan nuestro camino.
Tenemos por delante casi 3 kms hasta el Alto de los Romeros, donde está la Cruz de San Salvador.Durante el ascenso la lluvia y el viento de cara hace que tengamos que agachar la cabeza e ir paso a paso, pero siempre sin perder las marcas, cosa fácil de ocurrir en estas condiciones.Pese a todo, tuvimos tiempo de poder ver la fila de hormiguitas japonesas, grupo de 7 japoneses del que teníamos constancia desde la primera etapa y con los que pudimos conversar algo la tarde anterior, ya que se alojaban en la posada que nos sirvió la cena.Intercalado con el grupo de japoneses iban la pareja de polacos.



Tras la foto en la cruz, proseguimos el ascenso, adelantando poco a poco al desperdigado grupo ya de japoneses.Comentábamos con ellos irónicamente el buen día que nos hacía.
Desde la cruz teníamos otro km de subida hasta llegar al Canto La Tusa, punto más alto del Camino.Aquí las rachas de viento, la lluvia y la poca visibilidad hizo que ni sacásemos la cámara de fotos.
Comenzamos un descenso por la falda de la montaña hasta llegar a una pista, por la cuál ascenderíamos de nuevo, ahora con algo de tregua por parte de lluvia y viento, durante medio km.Después sí que comenzamos un descenso más acusado, momento en el que adelantamos a los polacos.Tras un tramo irregular en el que pasamos junto a alguna caseta, al asomarnos a un gran valle nos vino el primer momento de duda.No sabíamos muy bien si avanzar por el medio del valle o por el lateral, ya que habíamos perdido un poco las marcas.Nos dividimos y al final vimos un tablón por la senda del lateral derecho.
Esta senda nos encaminará hasta Arbás de Puerto.Hicimos foto desde lo alto, ya que el día no invitaba a visitar la ermita.



Atravesamos una cancela y el río, y tras empezar a subir por carretera hacia el Puerto de Pajares y no ver más indicaciones en medio km, tuvimos que retroceder hasta Arbás y preguntar a un vecino.Nos dijo que íbamos por buen camino, que era carretera arriba.
Cruzamos la carretera en el desvío a la estación de esquí, para desembocar en la vía de servicio que tienen para la maquinaria quitanieves.Pasamos por detrás de una gran nave, por detrás del bar cerrado del Puerto de Pajares y, tras atravesar una cancela verde, iniciamos el ascenso al Alto de Pajares, entrando en terreno astur.
Dicen que desde aquí hay excelentes vistas del Macizo Ubiña, con 60 picos por encima de 2000m.Dicen...Nosotros no vimos mucho con la niebla :(
Tras un fuerte descenso por prado y sin senda muy definida, se atraviesa otra cancela y se cruza la carretera.Poco más adelante hay un cartel del GR en el que se indica la ruta hasta Campomanes y a continuación está la bifurcación para ir por Pajares y el Albergue o por San Miguel de Río.
Optamos por ir por la segunda opción ya que nosotros no íbamos a dormir en Pajares.La bajada hacia San Miguel es de fuerte pendiente y en continuo zigzag por senda.



Aquí Ana se empezó a resentir del tobillo, tobillo que ya había molestado en la etapa anterior.Al ir descendiendo por lo menos la lluvia cesó y abrir más los ponchos.



Llegamos a un cruce con una pista forestal en el que tuvimos alguna duda ya que el mojón indicaba tanto Pajares como San Miguel, pero seguimos las marcas del GR como habíamos visto en el cartel, arriba en el Alto de Pajares.
La llegada a San Miguel del Río vuelve a tener rampas empinadas hasta que se baja al nivel del río.Aprovechamos el paso por el pueblo para hacer la comida fuerte del día.Llevábamos bocadillos hechos con las distintas sobras del día anterior.Ya el hospitalero de Poladura nos advirtió que en toda la etapa no había servicios de ningún tipo.Pura supervivencia.Recargamos agua en su fuente y reemprendimos camino, otra vez con fuerte lluvia, por un tramo corto de carretera.
Después cogimos un desvío por una senda muy bella, pero donde no había mucho llano.



Atravesamos Santa Marina, tras la cuál hay que atravesar hasta 3 cancelas casi seguidas.



Llegamos a Llanos de Somerón, donde preguntamos a unas vecinas.Y seguimos carretera abajo hasta Puente de los Fierros.
En esta bajada, de algo más de 4 kms, mi tobillo también se empezó a quejar bastante.



Desde aquí hay que evitar la peligrosa carretera y seguimos la ruta que nos marcan las flechas amarillas, que nos llevan por una senda de montaña, preciosa pero dura.En este tramo decido aflojar la bota.La molestia va en aumento y me obliga a cojear.Aún así hacemos kms duros en poco más de 15 minutos, por lo que quiero pensar que tan mal no estoy.



Por lo menos la tarde empezaba a mejorar y el sol luchaba por permanecer con nosotros, dejándonos unas bonitas imágenes del valle por el que avanzábamos.






Pasamos por Fresnedo, Herías (mención a parte por lo bello del pueblo) y quedaba de traca final la bajada hacia Campomanes, hecha a traición, sin duda, contra cansados peregrinos jejeje.


A la llegada al pueblo pasamos por la farmacia, nos instalamos en la Pensión Abad, de trato exquisito.Tras la ducha compramos algo para cenar y estuvimos el poco tiempo libre que tuvimos con hielo en los tobillos para intentar mejorar de cara al día siguiente.

Os dejo el track, dividido en dos, de wikiloc: 1ª parte y 2ª parte.

Y los vídeos del recorrido de la 1ª parte y de la 2ª parte.

Hasta otra vez que nos calcemos las botas... 

miércoles, 13 de septiembre de 2017

CAMINO DE SAN SALVADOR - 2ª ETAPA: LA ROBLA-POLADURA DE LA TERCIA

DISTANCIA: 23,3 kilómetros
TIEMPO: 6 horas y 10 minutos ( 5h11' en mov. )
DESNIVEL: +777 m y -506m

Nos levantamos a las 6:55, nos vestimos y tomamos en el propio albergue un café y un dulce.La idea era tomar algo ligero ya que, a una hora de camino, podríamos desayunar caliente.
En el km 3 pasamos por Peredilla, continuando después paralelos a la vía del tren.



En el km 4'5 pasamos por la Ermita del Buen Suceso.

Cruzamos la carretera con cuidado por ser en curva y venir los coches a buena velocidad y paramos aquí a tomar un café en el bar, y recomendados por sus pinchos de tortilla.Probamos la de chorizo y la de atún y había también de pimientos y champiñones.Quedan las dos últimas para otra ocasión.Con razón tienen buenos comentarios, aunque la de atún quedaba algo seca, mucho más jugosa la de chorizo.



Volvimos a cruzar la carretera para seguir el camino.La mañana era fresca pero el día prometía soleado y caluroso a mitad de mañana.



Es un día en el que predominan las fuentes.
En el km 7'5 paramos en un área de descanso muy majo.



Llegamos a La Pola de Gordón y como faltaban sólo 10 minutos para que abriesen los supermercados, decidimos hacer tiempo hasta que abriesen.Compramos provisiones ya que hasta la cena no dispondremos de ningún sitio para comer.
A partir de aquí viene un tramo de carretera hasta Buiza en constante subida.Y no es especialmente bonito, aunque la carretera no es peligrosa.
En el km 10'5 pasamos Beberino, donde lo más destacable es el local de la Asociación de Amigos de Beberino.Recargamos agua en la fuente.

Llegamos a Buiza en el km 14.Como dije antes, es una continua subida por carretera desde La Pola de Gordón y desde Beberino se hace más acusado el ascenso.Preguntamos para poder sellar la credencial en el Albergue de Buiza, el cuál estaba siendo limpiado.Como el hospitalero tenía el sello en su casa decidimos continuar, pero había una fuente en una sombra y paramos para recargar agua y comer algún fruto seco de cara a la subida que nos esperaba.Luego pasó el hospitalero y sí que nos acercamos a sellar la credencial a su casa.
A partir de ahora dejamos el asfalto para subir a las Forcadas de San Antón.Comentar que en la subida hay ganado suelto y hay que sortear alambres electrificados para evitar que dicho ganado se escape.No es peligroso pero hay que llevar cuidado.


Nos esperan 3 kms de subida, pero lo realmente duro está ya a la salida del pueblo y durante el primer kilómetro y medio.Luego ya suaviza la pendiente.Además coincide que en la primera parte está más expuesto al sol, como nos tocó a nosotros, por lo que haber recargado agua en Buiza fue todo un acierto.Luego hay algo más de sombra.


En el km 17'5 llegamos al Alto de las Forcadas de San Antón, a unos 1466 msnm.




Comienza ahora un descenso hacia la vertiente norte, totalmente diferente en cuanto a flora que la parte sur.Descendemos por un denso pinar y algún que otro caballo suelto, descenso sombrío casi en su totalidad.



Medio km más adelante dejamos a nuestra izquierda una primera caseta.Según dicen, mucha gente toma este desvío por error, pero la señalización es meridianamente clara.
Cerca del km 19 y tras una curva de 180º, llegamos a la segunda caseta en la que hay que tomar el desvío a la izquierda, perfectamente señalizado.




Avanzamos por una senda estrecha en la falda de la montaña y tras atravesar una zona de piedras se nos abre un gran valle.Aparece un pueblo pero no es el destino final.




Habrá que seguir bajando por la senda hasta llegar a una pista que nos dirigirá al pueblo, que se hace de rogar, quizá también porque hace ya calor.



Llegamos al albergue justo detrás de una pareja polaca con los que coincidimos en La Robla.



Nos duchamos y comimos.Llegaron otros dos chicos de Salamanca con los que también coincidimos el día anterior.El "Albergue" deja bastante que desear.No está muy limpio y también es usado como local social por los jóvenes, por lo que la siesta fue imposible ya que no pararon de hacer ruido.
Reservamos el día de antes la cena en El Embrujo, casa rural junto al albergue.Pero la dueña es un poco especial y no nos dejó cenar allí, había que llevarlo al albergue.
La sorpresa del día llegó de un peregrino italiano que apareció allí a las 7 de la tarde.Venía desde León y quería continuar hasta Pajares.14 kms más.Tramitamos por teléfono la disponibilidad de plaza en el Albergue de Pajares y como continuó, nos regaló la cena que él tenía encargada también en El Embrujo.Estábamos todos atónitos, pero seguro que consiguió su objetivo.
El hospitalero llegó bastante tarde y dormimos los 6 en el albergue.No lo puedo recomendar.Debimos haber seguido hasta Pajares...

Os dejo el track de wikiloc aquí y el vídeo del recorrido.


Hasta otra vez que nos calcemos las botas...

martes, 12 de septiembre de 2017

CAMINO DE SAN SALVADOR - 1ª ETAPA: LEON-LA ROBLA

DISTANCIA: 27,9 kilómetros
TIEMPO: 7 horas y 18 minutos ( 6h04' en mov. )
DESNIVEL: +516m y -394m

Nos levantamos a las 5 de la mañana y fuimos a la Estación de Autobuses de Ponferrada. Cogimos el autobús a las 6 y llegamos a León a las 7:55.
Nos encaminamos hacia el Albergue de peregrinos "San Francisco de Asís", donde compramos las credenciales propias del Camino de San Salvador (2€), aunque sirve cualquier credencial.
Desde allí fuimos a la Plaza de San Marcos, punto de partida del Camino, no sin antes parar a desayunar poco antes de llegar a la plaza en el Bar Cantábrico, delicioso desayuno, por cierto.

En la estatua que hay enfrente al Parador, ya se puede ver la dirección que debemos tomar.


Dejando el Parador a la izquierda vimos el primer indicador del Camino, en madera, de los muchos que encontraremos de la Asociación Cuatro Valles .

Hay que seguir por la Avenida del Peregrino y cuando llegamos a la primera rotonda, la del avión, seguimos junto al río, no hace falta ir por la misma calle.Las flechas nos desvían poco antes del km 3.Hay alguna información acerca de seguir por el parque fluvial hasta el primer pueblo, Carbajal de la Legua, pero optamos por ir por carretera siguiendo las flechas para no llevarnos el mal trago de hacer más kilómetros en una ya de por sí larga etapa.
En el km 4 pasamos por delante del Complejo San Cayetano.Tras casi 5 kms abandonamos León.



Llegamos a Carbajal de la Legua, pueblo con varios servicios como farmacia, bares y alguna tienda.Sobre el km 7 se llega al Bar Central, cerrado por vacaciones, donde se expiden también las credenciales.Afortunadamente nosotros ya las teníamos.

En el km 8 se termina el pueblo y el asfalto y comienza el camino.


Viene ahora un tramo como de 10 km, hasta el pueblo de Cabanillas, en el que nos encontramos los repechos y las bajadas más duras del día, sin ser tampoco de una dificultad extrema.Se camina por una senda rodeada de encinas, hasta llegar al km 13, siempre con el río Bernesga a nuestra izquierda.



Cerca del km 13 se llega al Despoblado de Villalbura, donde hay un libro de firmas y botiquín.

Hay una indicación de fuente, pero como se desviaba del camino no fuimos.Después hay que subir a un collado.Medio km más adelante hay otra fuente cerca de una zona de descanso con un banco bajo el árbol.Allí sí que aprovechamos a rellenar agua.Y aún más adelante hay otra área de descanso, San Pelayo, donde hay otra fuente, seca en este caso y con libro de firmas y botiquín.



El día está genial porque no hace calor.Si hiciese calor lo pasaríamos mal ya que no empezamos pronto el día al empezar tras tener que coger la credencial.


 
Llegamos a Cabanillas en el km 17.A partir de ahora se inicia un tramo más abierto y cercano al río.Es verdad que aunque veíamos pisadas en el camino, no nos encontramos a nadie, sólo un ciclista con su bici de montaña.



Cerca del km 20 llegamos a La Seca.No está en el camino y nos desviamos medio km para ir a un bar, pero estaba cerrado.
Con los ánimos por los suelos por el desvío tan poco fructífero seguimos hasta Cascantes, km casi 23.Paramos a coger agua en la fuente y nos comimos un bocadillo de tortilla de patatas, rico y barato.No hay foto dado el hambre que teníamos...jejeje
Allí nos dimos cuenta que había que haber comprado algo de fruta en Carbajal de la Legua, aviso a navegantes.
Desde aquí  ya se ve la antigua central térmica, ahora no operativa.Nos dicen en el bar que quedan 4'5 kms hasta La Robla.A la salida de Cascantes hay la opción de ir por la carretera haciendo menos kms o hacer algo más de kms por el desvío fluvial.Ya que habíamos hecho el tramo extra de La Seca para ir al bar, optamos  por la carretera, que al final no se hizo muy pesada por ser carretera de poco tráfico.
Al llegar a La Robla se pasa junto a la térmica y se atraviesan las vías por el puente.



Hay que llegar al final del pueblo para llegar al albergue.Cuál fue nuestra sorpresa al ver llena de botas la entrada....y nosotros pensando que caminábamos sólos...



El hospitalero no llegaba hasta las 18h por lo que nos instalamos, nos duchamos, hicimos la colada y luego fuimos a comprar la cena y provisiones para el día siguiente.
El albergue nos gustó bastante.Dormimos 16 personas, aforo completo.Dormir es un decir por los ronquidos, pero eso ya es otra historia....











Enlace al track de Wikiloc aquí y el vídeo del recorrido.


Hasta otra vez que nos calcemos las botas...

domingo, 7 de agosto de 2016

DOLOMITAS I:PASSO FALZAREGO-REFUGIO NUVOLAU-5 TORRI

DISTANCIA: 9,7 kilómetros
TIEMPO: 6 horas y 43 minutos (3h44' en mov.)
DESNIVEL: +525m

Planeamos visitar los Dolomitas(Italia) hace tiempo y para mi 40 cumpleaños hicimos realidad ese sueño.Todo lo que podamos escribir se queda corto en comparación con las fotos que hicimos con la cámara y las fotos que se quedarán en nuestras retinas.Fuimos con un grupo de senderismo ya que Ana no había hecho este tipo de viaje antes y era un magnífico estreno.Después de ver varias alternativas decidimos viajar con Montañas del Mundo, una grata experiencia, con los que repetiremos en el futuro seguro.
Empezamos el Domingo con un día soleado y con ganas de calzarnos las botas y salir hacia la montaña. Salimos del albergue-hotel en San Vito di Cadore a las 08:30h y tras tres cuartos de hora de autobús, comenzamos la ruta desde el Passo Falzarego (2117m) a las 09:22 yendo hacia el Refugio Averau en dirección Sudeste por el GR 441.El principio de la ruta era muy fácil, con un camino muy marcado entre praderas verdes.



Tras dos kilómetros y cruzar un puente de madera, subimos por una pedrera en la que tuvimos que echar mano a las rocas.




Tras llegar, el guía nos estuvo explicando acerca de las montañas que nos rodeaban y sus peculiaridades.


Continuamos subiendo, ya cada vez con menos verde y más roca debido a la altura, y nos dirigimos hacia la Forcella Averau, a 2435m, divisoria de los dos valles y como su nombre indica, ventana desde la cual se veía el destino del refugio Nuvolau y vistas al Monte Pelmo, Monte Civetta, Marmolada y Passo Giau con sus herraduras.En este punto llevábamos 3'2 kms.




Continuamos por la falda de la montaña, bordeando el Averau por sus paredes, ahora por sendero más estrecho y con piedra suelta, aunque no peligroso, y tras 4 kms desde la salida, llegamos al Refugio Averau, a 2423m, punto en el que nos encontramos ya a mucha gente, ya que hasta allí llega el telesilla y el acceso es más fácil.En el refugio había un grupo de personas disfrazadas de militares escenificando y explicando momentos de la guerra, ya que los Dolomitas fueron un paso importante en la Primera Guerra Mundial.


Tras una parada para reponer fuerzas, comenzamos la subida por el GR 439 hacia el punto más alto del día, el Refugio Nuvolau, a 2575m.Desde el Averau la subida parece más aérea ya que se ven "hormiguitas" en la arista del Nuvolau, pero luego es una subida nada peligrosa y sin pérdida alguna y muy bien marcada.Además, en un día soleado como el que tuvimos, difícil no subir acompañado.


Desde el Nuvolau, casi 5 kms desde la salida, aprovechamos para hacer sesión de fotos de las vistas.Comimos con vistas al Passo Giau, rodeados de gente por todos lados, ya que es una subida muy típica.



Tal es el gentío que el refugio ha tenido que poner un cartel al lado del puesto exterior donde cocinaban para que no molesten al cocinero, ya que bastante tenía el hombre con tanto plato.






Continuamos el camino descendiendo por el Gr 439 en dirección a 5 Torri, mole que surge en medio de la llanura, y sitio muy frecuentado por escaladores.


Llegados al Refugio 5 Torri hicimos otro "kit-kat" sentados en las praderas verdes y rodeados también de gente que también aprovechaban a hacer lo mismo que nosotros.


La parte final de la caminata es un descenso por un bosque y con una pendiente considerable hasta llegar a la carretera, donde nos estaba esperando el autobús.


De camino al hotel paramos en Cortina d'Ampezzo para comprar algo de fruta, pan y embutido para el día siguiente y no nos pudimos resistir a probar el famoso "gelatto" italiano, que no nos defraudó, por cierto.Al llegar al hotel, ducha, colada y paseo antes de cenar por los alrededores del hotel.Nos encontramos a la cocinera y jefa del hotel y charlamos un rato sobre la jornada, muy hospitalarios todos en el hotel, por cierto.
En las cenas nos servían tres platos más buffet de ensalada.Estaba claro que tuvimos que salir a caminar un rato tras la cena antes de acostarnos para bajar la comida.Aprovechamos a visitar la antigua estación de tren de San Vito di Cadore, convertida en museo, y el señor que atendía el museo se desvivió por mostrarnos artilugios antiguos que había allí.
Vuelta al hotel y pronto a la cama para recuperar y estar listos para otra fantástica ruta al día siguiente.



El track en Wikiloc.