sábado, 16 de agosto de 2014

CAMINO DE LOS MOLINOS (SL-CV 45) ARES DEL MAESTRE

DISTANCIA: 5'6 kilómetros
TIEMPO: 2 horas y 6 minutos

Tras haber hecho una ruta corta por la mañana y comer a buena hora, aprovechamos el buen tiempo para hacer esta ruta por la tarde.Es de la misma duración más o menos que la ruta de por la mañana, pero un poco más dura por el terreno pedregoso y por el desnivel, que es casi el doble el de esta ruta.
Salimos del pueblo igualmente desde la Plaza Mayor, para coger la Calle del Forn, atravesar els Portalets y a los dos minutos girar a la izquierda para empezar a ver carteles indicativos.Como la ruta es circular se puede hacer en los dos sentidos, pero nosotros seguimos las agujas del reloj, para seguir el sentido de la circulación del agua por los molinos.


Els Portalets

Inicio de la ruta

Se empieza descendiendo entre bancales por el barranco de los Molinos, siempre señalizada la ruta, para después de atravesar una zona de pinos y encinas, poco antes de la media hora, encontrarnos el primer molino de los cinco que encontraríamos, Molí de la Roca.

Vista atrás hacia Ares

Barranco de los Molinos

Impresionante la caída de agua que tiene.Se construyó en 1774.Al leer el panel informativo, nos dimos cuenta de que todos los molinos están construidos de la misma forma, con una balsa que acumula el agua, una caída de agua en vertical o en rampa que conduce el agua hasta la maquinaria de moler y una acequia que comunica con el siguiente molino.

Molí de la Roca

Seguimos descendiendo para ir encontrando el resto de molinos.Serán el Molinet, que recibe el agua que desagua el Molí de la Roca y el que baja del Salt, el Molí de Dalt,que tiene una caída de agua en rampa cubierta por 30 escalones, el Molí de la Bassa Rodona, con una caída de agua también en rampa y construido en 1760, y el Molí del Sol de la Costa, el último en abandonarse y que se restauró para servir de centro de interpretación.

Molinet


Molí del Sol de la Costa

Tras seguir descendiendo y alejándonos un poco más del pueblo, se comienza a girar a la derecha para tomar un desvío marcado a la derecha desde donde nos restará una hora de ascenso para llegar al núcleo urbano.



Hay que tomarse el ascenso con tranquilidad para llevar un ritmo constante y fijarse en los continuos zigzags que hace la ruta para no saltarse ninguno.

Hasta otra vez que nos calcemos las botas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada