sábado, 12 de noviembre de 2011

CAÑÓN DEL RÍO TURIA










DISTANCIA: 13'4 kms.
TIEMPO: 3 horas y 57 minutos


Partimos de casa a las 8 y 5 minutos de la mañana, porque teníamos cerca de una hora y media de viaje hasta llegar al Embalse del Pantano de Benageber.Al llegar aparcamos antes del túnel según se va de Tuéjar al pantano, donde hay un pequeño hueco a la derecha.
Empezamos a caminar justo a las 9.30 am.Caminamos por la carretera unos 200 metros en sentido Tuéjar hasta encontrarnos a mano derecha unas indicaciones del GR.Ascendemos suavemente por encima de la carretera y al poco ya se pueden ver tanto el pantano como el cañón que hace el río Turia.

 
 
Durante unos 3 kilómetros se camina por la senda, nada difícil, mientras se va dejando atrás el pantano y nos vamos metiendo propiamente dicho en el cañón del río Turia.
A los 50 minutos la senda se convierte en una pista más ancha, con algún charco que otro por las recientes lluvias.

 
Continuamos en esa pista siguiendo las marcas del GR durante 23 minutos.LLegados a una bifurcación,abandonamos el GR siguiendo por la izquierda.


Seguimos por la pista fuera de GR durante unos 15 minutos, pero no hay que hacer caso de dos desvíos a mano izquierda, uno a 600 metros y el otro a 800 metros.En el segundo desvío dejamos lo que parece la pista principal a la izquierda para meternos hacia la derecha.Descendemos por esa pista hasta dar a un campo de almendros.

Giramos hacia la izquierda hasta llegar al Caserío Bercuta, unos 5 minutos.Visitamos el caserío, donde había una mezcla de casas arruinadas y otras bien reformadas.
 
Volvemos por donde habíamos venido, pasando de largo la pista a la derecha por donde habíamos llegado, continuando rectos.En unos 15 minutos llegamos al cruce del GR.A la derecha saldríamos por donde vinimos dirección al pantano.Continuamos recto entre pinos y por una pista recta.
 
 
A los 300 metros se termina la pista.Nosotros seguimos recto por las marcas del GR, anunciándose en un cartel de aviso el descenso peligroso para las bicicletas.Durante el prolongado descenso de cerca de 45 minutos, tenemos la suerte de contemplar unas vistas magníficas del río Turia y su cañón.

 
Poco antes de terminar el descenso, echamos la vista atrás para ver desde dónde descendimos.



Al llegar abajo se llega al río, el cual se cruza por un puente colgante que se balanceaba en cuanto pisabas, dando la sensación que se iba a romper.Estuvimos hablando con dos ciclistas, primeras personas que veíamos en la ruta, que estaban descansando y que nos tiraron una fotito de recuerdo.
 
 
Seguimos el GR hacia la derecha, subiendo por una pista sin asfaltar.Llegamos a una pista asfaltada y la seguimos hacia la izquierda(hay una pintada en verde de BTT).Esa subida tiene una pendiente importante y no se puede hablar mucho en ella.Se llega a otra pista otra vez sin asfaltar y se gira a la derecha,siempre hacia el pantano.

 
 Al poco encontramos los Chorros de Barchel,un sitio encantado, con cuevas caprichosas de donde parecía que iban a salir Elfos, donde pararse es obligatorio y más si corre el agua, como nos pasó a nosotros.A poder ser hay que hacer la visita después de lluvias, para que los chorros lleven agua.

 














Al poco encontramos una fuente con varios caños y de camino al embalse se ven unas vistas espectaculares del cañón.A partir de ahí nos encontramos con mucha gente que iba hasta los Chorros de Barchel desde el embalse del pantano.
 
 
 
Desde la fuente de los caños hasta el embalse tardamos unos 35 minutos.El sol se hizo de rogar todo el día, queriendo salir a ratos, pero sin conseguirlo.Al final lo logró y despejó bastante, ya que al principio del día hasta parecía que podía llover.Llegamos al embalse del pantano.Nos hicimos las fotos correspondientes y seguimos hacia el coche, cruzando el túnel hacia Tuéjar.Es recomendable usar un frontal en el túnel, que dispone de una acera estrechita.

 
 
 
Cogimos el coche para ir a comer a Tuéjar.Dejamos el coche a la entrada del pueblo y fuimos caminando hacia la plaza del Ayuntamiento.Allí comimos unas buenas olivas y bocadillos para recuperar energías.


Hasta otra vez que nos calcemos las botas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada