martes, 1 de noviembre de 2011

SUBIDA AL GARBÍ POR LA CANAL


DISTANCIA: 8 kilómetros
TIEMPO: 3 horas y 49 minutos



Salimos de casa a las 9.30 am.El día estaba súper claro y se preveia calor.Por suerte, al ser un día raro por la festividad había poco tráfico y a las 10.15 ya estábamos en Segart.
Dejamos el coche a la entrada del pueblo y antes de aparcar ya se ve desde dónde comenzaba la ruta.
Se toma la carretera hacia Albalat dels Tarongers y a los 10 minutos aprox. nos encontramos con el desvío del GR-10.

Punto de inicio y destino en las montañas del fondo




Había bastante gente, cosa que nos sorprendió porque no esperábamos encontrarnos mucha gente en aquel lugar.Se empezaba a subir por una pequeña senda hasta que nos metimos de lleno en el barranco con grandes piedras erosionadas por el agua.El calor era asfixiante por la humedad.


Seguimos ascendiendo hasta que llegó un punto pasada media hora en que nos tuvimos que quitar la manga larga.Siguiendo siempre las marcas del GR, por cierto, muy bien señalizado, continuábamos subiendo, parando de vez en cuando para echar la vista atrás, para ver lo andado, arriba para ver lo que nos quedaba y también, cómo no, para beber en abundancia.

 
 

 
Iban varias parejas detrás nuestra.Antes de llegar a los tramos de cadenas había algún paso algo complicado y podían poner alguna ayuda anterior.Cuando llegamos al primer tramo de cadenas(hay 5) dejamos pasar a las parejas ya que a Ana le costaba más subir por tener las piernas cortas, y así también, todo hay que decirlo, nos fijábamos en cómo lo hacían los demás porque era la primera vez que hacíamos una cosa así.
Si sufres de vértigo se puede subir pero no por este tramo técnico, sino empezar en el pueblo, en la Plaza del Ayuntamiento, y salir del pueblo por la calle de la Font y seguir el GR.

 

 
 
Al llegar arriba nos espera un curioso buzón donde dejar tus impresiones y donde Ana puso nuestro recuerdo, nos hidratamos e hicimos un pequeño parón y poco después continuamos camino.Llevábamos ya 1hora y 45 minutos.

 
Ahora y ya sobre el Pla del Garbí nos encaminamos hacia el mirador desde donde contemplamos unas vistas maravillosas, además con el día despejado que había.La cantidad de coches aparcados en la carretera era brutal, pero cuantos más coches había, más orgullosos estábamos de haber llegado subiendo por donde habíamos subido.



 
Retrocedemos sobre nuestros pasos y en la señal del Pla del Garbí nos marca a Segart por la Pedrera.Seguimos avanzando por un terreno fácil, hasta que llega un punto en el que se empieza a descender hacia Segart.Es el comienzo de la Pedrera.Al principio es sencillo aunque con precauciones, pero llega un punto en el que se toma el GR hacia la derecha porque la pedrera se vuelve impracticable.En este tramo final, hay dos puntos en el que el GR no está indicado, primero en un desvío a la izquierda en el que hay un hito y después y pasada una media hora en el que hay que tomar un caminito a la derecha flanqueado por dos hitos, uno a cada lado del camino.


En ese mirador estuvimos


Signos de la erosión del agua
Para finalizar y como recompensa a este maravilloso día, un buen bocadillo en un bar de la Plaza del Ayuntamiento.

 
Hasta otra vez que nos calcemos las botas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada