sábado, 30 de marzo de 2013

CABEÇÓ d'OR

DISTANCIA: 12,4 kms.
TIEMPO: 4 horas y 4 minutos.


Viernes Santo.Nada mejor que una buena caminata por la montaña.Hoy tocó madrugón de los buenos.Teníamos cerca de dos horitas hasta llegar al punto de partida.
Toca el despertador a las 6 am.Mejor no pensar.Hay que hacerlo sí o sí.Puesta en marcha, buen desayuno y ya vamos despertando.Salimos de casa a las 6.45 h y nos ponemos en marcha.
Aún se ven en el cielo los primeros tonos rojizos del amanecer.Se intuye que va a ser un día cubierto y ventoso.
Sobre las 8.30 llegamos al Pla de la Gralla.La carretera, más arriba, aún permanece cortada, ya que aún no están abiertas las Cuevas de Canelobre.
El recorrido es una vuelta circular que decidimos hacer en el sentido de las agujas del reloj.Hace más frío del esperado, en parte por el fuerte viento, que baja la sensación térmica unos 8º con respecto a la temperatura real.Iniciamos la marcha por una pista en ascenso hacia el Cabeçó.Bastante pino alrededor y algún que otro olivo.


La pista alterna algo de asfalto y tierra.A los 15 minutos se llega a la Casa de Gorgues, a la izquierda.En 23 minutos llegamos a una bifurcación.Tomamos el ramal hacia la derecha, en ascenso.Hay una señal a la izquierda que indica el camino del PR hacia la derecha.Antes de la media hora llegamos al Racó de la Seva, a la izquierda.


En la foto se ve la Casa de Gorgues y la cresta que bordearemos por la derecha al llegar a la bifurcación.Justo a la altura del Racó de la Seva, sale hacia la derecha un sendero, que es el que tomaremos para ir zigzagueando hacia la Casa de Polset.Es un sendero bien marcado, pero los hombres nos encargamos de destrozar la montaña, ya que en multitud de ocasiones se pueden ver atajos que se llevan media montaña.La erosión que la hagan los fenómenos meteorológicos, por favor.




En las fotos anteriores se aprecian las caprichosas formas que la piedra toma por efecto de la erosión.En las siguientes fotos se pueden ver tanto el Racó de Seva como el inicio del sendero.
 
 
El sendero tiene un desnivel considerable y en esta subida apenas hablamos, síntoma de que tira bien hacia arriba.En la ascensión se puede ver una pared vertical llena de cuevas y se tienen ya unas vistas bien hermosas hacia el Oeste.Justo antes de llegar a la Casa de Polset podemos recuperarnos un poco del esfuerzo, ya que se llanea un poco por una zona de pinada.Coincidimos en la casa con una pareja que nos iba marcando el camino en la subida, siempre 100 metros por delante nuestra.Y por detrás subían varios grupos incluyendo un par de corredores de montaña.Bonito reto este de subir al Cabeçó corriendo.Trago de agua para reponer, fotos de rigor tanto de la casa como de las vistas hacia la Playa de San Juan y continuación hacia la cima.
Pared con cuevas

Casa de Polset

Vistas desde la casa
Hacia el Noreste sale el camino que nos lleva a la cima.No está indicado.Desde la explanada de la Casa de Polset, hay que desandar unos metros para tomar el camino hacia la derecha que nos llevará arriba.Una vez en el camino sí que está marcado como PR.Nos cruzamos con mucha gente que baja y tiene alguna zona comprometida por la cantidad de piedras suelta que hay.Incluso hay alguna zona semiaérea que va a dar a un torrentera de piedras.Llega un momento en el que el sendero va pegado a la pared vertical.
 
 

Llegamos a la zona de trepada.Son dos metros, no más, pero cuando las cosas se atragantan, se atragantan, e ir contranatura no suele ser bueno.El caso es que me puse primero para ver cómo lo hacía.La piedra es bastante resbaladiza y no hay muchas sujeciones.Aparte, la caída sería peligrosa.Yo decidí que no lo hacía, no me veía seguro, y no hay nada peor que hacer algo inseguro y nervioso.Ana decidió intentarlo y aunque iba segura y convencida, luego metida en el asunto también vió que no era fácil la trepada.Total que yo por miedo y vértigo y ella por no verlo fácil nos quedamos con las ganas de la subida y de las vistas, ya de por sí magníficas.Dejamos bajar a unas personas que ya descendían y vimos que si subir era complicado, bajar aún más.Al final creo que hicimos lo correcto.Unas cadenitas nos hubiesen venido....
Volvemos por el sendero por el que habíamos subido.El descenso lo hicimos muy tranquilos y despacio, y aún así tuvimos algún sustillo con las piedrecillas.Eso sí, hay gente que baja deslizando.Qué gusto y qué envidia.
Al llegar a la Casa de Polset tomamos un camino que lleva hacia el sur, perfectamente marcado, y con el que vamos a dar al Pla del Cabeçó.Os dejo algunas fotos de vistas durante la bajada, tanto a la zona de Alicante como hacia el interior.


 
Llegado al Pla del Cabeçó nos encontramos con unos carteles indicativos, por si se realiza la ruta en sentido antihorario.La bajada es sencilla y sólo al final se nos hizo un poco larga, ya que a parte del fuerte viento que nos hacía ir en tensión ante un posible resbalón, se unía una parte final muy zigzagueante que alarga bastante la ruta.
 
 
 
Seguimos las indicaciones del PR, pero llegado un punto perdimos las marcas y decidimos bajar hacia un sendero que iba en dirección a las Cuevas, pero a menor altura.Fuimos a dar al aparcamiento del Pla de la Gralla, por lo que tuvimos que subir a las cuevas por la carretera.Esta última subida nos terminó de abrir el apetito....y pecamos, vaya si pecamos.Bocadillos de lomo con queso y de morcilla para reponer fuerzas en Ca Tono de Busot.Recomendable ya que tiene aspecto de cocina casera y se puede elegir entre comer en plan de bocadillo o de carta.Para encontrar el sitio dimos alguna que otra vuelta por Busot, pero como no es grande no tiene pérdida.Lo mejor, la Plaza del Ayuntamiento, pequeñita pero cuca cuca.
Lo peor, esa espinita que nos deja la cima...otra vez será.
Balcón de las Cuevas de Canelobre
 
Panorámica desde el balcón

Pza.Ayuntamiento de Busot
 
 

Hasta otra vez que nos calcemos las botas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada