jueves, 17 de julio de 2014

ETAPA 7: MOS - PONTEVEDRA

DISTANCIA: 27'9 kilómetros
TIEMPO: 6 horas y 30 minutos

Empezamos a caminar a las 6:30 de la mañana, con un día de niebla y dejando Mos sumido en la neblina.Poco a poco empezamos a subir.A veces hasta pensábamos que iba a llover, pero no, eran los árboles que agitados por el viento, dejaban caer las gotas de la húmeda niebla que acumulaban en las hojas.

Salimos caminando con Jesús y Petra.Al poco tiempo nos adelantaron, pero en un desvío a la izquierda de casi 180º no se dieron cuenta y seguían recto, por lo que los avisamos para que diesen la vuelta.Hasta Redondela la primera parte fué en ascenso por carreteras y senderos.La llegada a Redondela fué en fuerte descenso por carretera y vimos a lo lejos a Ana, Juan, Franck y Katie.Era la segunda vez que coincidíamos con la pareja padre-hija alemana.
Cruzamos Redondela siguiendo las flechas y aprovechamos a sellar la credencial en un bar que publicitaba que tenía el sello más bonito del Camino Portugués, el Café-Bar Central, y aunque no sea el más bonito, si fué uno de los mejores.
Salimos de Redondela y llegamos pasados 3 kilómetros al tramo más bonito de esta etapa, en la que se pasa por la Sierra de Viso, llegando al Alto da Lomba, a 152 msnm.Después se inicia el descenso hasta Arcade con bonitas vistas a la Ría de Vigo.Lástima que el día nublado limitaba esas vistas, que en un día soleado deben ser fantásticas.
En Arcade paramos a tomar nuestro segundo desayuno, que el primero estaba ya en los pies, y hasta tarta de Santiago comimos.
Un kilómetro después llegamos a Pontesampaio y cruzamos su bonito puente medieval sobre el río Verdugo.Encontramos a una pareja, ella portuguesa y él estadounidense, que nos contaron su Camino junto a sus dos hijos.Hasta nos grabaron en vídeo hablando sobre el Camino Portugués.Atravesamos con ellos el bonito pueblo por calles estrechas entre hórreos y casas rurales.
Pasamos después a una zona boscosa y atravesamos el río Ulló.Caminamos un precioso tramo por calzada medieval, siendo más dificultosa para algún ciclista que nos adelantó.
Tras un tramo boscoso llegamos a la Capilla de Santa Marta, en Ganderón.
Más adelante paramos en una farmacia para comprar un antihistamínico para los pies de Ana, que llevaba una alergia.Tras continuar por carretera, un empleado de Correos paró para aconsejarnos una alternativa para llegar a Pontevedra, ya que el último tramo es todo asfalto, pero al no explicarnos muy bien y no estar señalizado, dudamos y decidimos continuar por carretera.
Llegamos a las 13:00 al albergue, que está al inicio de Pontevedra.Tanto los hospitaleros como el albergue están muy bien y fuimos a comer a la estación de Renfe, al lado del albergue.Tras comer, yo fui a buscar un cajero automático mientras el resto volvía al albergue.Me recorrí todo Pontevedra ya que de los dos que había, uno de ellos estaba roto.Y tras volver y descansar un poco, tuvimos tarde de masaje y descanso en el albergue.Después de 7 días sin televisión, tuvimos la mala suerte de ver el accidente-atentado del avión holandés en tierras ucranianas.A veces es mejor estar desconectado y haciendo el Camino... :(
Cenamos pronto y a dormir...


#ennadavemosasanti

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada